Casa Hilario

Hotel rural en Boñar
  • hornera

  • chimeneaysofa

  • patio512_5

  • fachada2

Inicio

En Casa Hilario les ofrecemos alojamiento, desayuno y la posibilidad de realizar actividades en la zona.

La casa está distribuida y amueblada para ser acogedora para las personas que quieran visitarnos; patio interior con corredor, muebles antiguos y confortables, salón con chimenea, muchos libros, una radio y ninguna televisión.

Tenemos cerca los Picos de Europa, podemos visitar ciudades como León, Oviedo ó Astorga, podemos hacer deportes de aventura en Valporquero, senderismo, bicicleta, esquí en San isidro, pesca en el Porma o el Curueño, ó dar paseos cercanos, ó quedarse en casa leyendo un libro junto al fuego…

Tanto la casa como el entorno, un valle abierto en las montañas leonesas, tienen lo que más valoramos nosotros, tranquilidad, sosiego y muchas posibilidades.

Casa Hilario está situada en el casco urbano de La Losilla y San Adrián, al norte de la provincia de León.

La vía de comunicación más directa desde León capital es la carretera nacional N-601 dirección Valladolid hasta Puente Villarente y desde allí, la CL-624 dirección Boñar y puerto de San Isidro. Antes de llegar a Boñar, al pasar Palazuelo de Boñar y el puente, hay una indicación a la derecha a La Losilla.

Hay una distancia León-La Losilla de 40 Km. De La Losilla a Boñar (pueblo más cercano con todos los servicios) hay una distancia de 4 Km.

El pueblo tiene un apeadero de FEVE, ferrocarril de vía estrecha León-Bilbao, con varios servicios al día en cada dirección y una duracción de 1 hora La Losilla-León o viceversa.

El origen de la casa se pierde en la historia del pueblo, no hay referencias documentadas a cuando fue construida y por quién. Lo que sí sabemos es que en algunas épocas fue usada como posada. Nosotros la compramos a los herederos de Hilario, personaje del pueblo conocido por todos, incluso en León, de ahí el nombre del alojamiento: “Casa Hilario”.

En la restauración procuramos conservar todo lo posible. Desde el exterior se ve como un caserón con tres fachadas de piedra con ventanas de varios tamaños y un gran portalón de entrada. La sorpresa está al entrar. La casa tenía un patio interior con corredor y así lo hemos conservado. Es lo mejor de la casa, está orientado al sur y es acogedor de día y de noche, en verano y en invierno.

En contraste con la apariencia antigua de paredes, ventanas, muebles, etc, tenemos otros aspectos de última tecnología como son la calefacción por suelo radiante y placas solares térmicas para calentar agua.